http://online-casino.blog.ca

espejo reflejo imagen personal

“A mí me caga cuidar mi imagen”, “yo no invierto tiempo en algo tan banal”, “eso es de metrosexuales”, “si te arreglas tanto es para andar de huila”… Y así podemos seguir recordando tantos comentarios que siempre hacemos alrededor de la imagen personal. Si tan solo quien los dice se viera en un espejo, sabría que ese aspecto natural o descuidado; o ese otro look de intelectual, forma parte de un meticuloso cuidado de su imagen.

Hace ya algunos años, nuestro amigo Víctor Gordoa (quien ahora es un mártir de la imagen, con el golazo mediático que le metió a HSBC), se adueñó del término Imagen Pública y lo registró como marca propia. A partir de entonces, se generó todo un revuelo en el país acerca de esa cosa llamada imagen. En aquellos tiempos noventeros, esta tendencia era sólo pensada para grandes estrellas del Canal de las Sirvientas (decía uno de mis profesores); pero con la fuerte exposición que tenemos todos antes los medios digitales, esto definitivamente ha cambiado.

¿Cuánto tiempo has pasado analizando la foto de perfil que pondrás en Facebook?, tal vez lo haces en automático al ponerte abrazando a tu mejor amig@ (cosa que denota que eres una persona sociable), o tal vez tardas horas buscando tu mejor ángulo en una selfie.  Sin mencionar claro, esas típicas imágenes tan mexicanas de “Mr. He viajado por el mundo”, con la Torre Eiffel de fondo. A cada instante estamos sobre-analizando lo que nuestros followers piensan/pensarán de nosotros.

“La imagen es percepción” y si alguien percibe algo, no importa que sea real o no; para esa persona, su realidad es lo que percibe. Así que más vale hacernos conscientes de la imagen que proyectamos, y responsables de lo que transmitimos por cualquier medio (incluso una mirada, es un medio).

Recuerdo mucho a un individuo que conocí en la universidad, tenía voz pausada y profunda.  Su mirada se perdía cada que hablaba sobre filosofía y marxismo. Sus opiniones sobre la industria de la cultura eran fuertes, siempre cargaba un grueso libro bajo el brazo.  Por lo general usaba un tendencioso suéter ceñido, junto con un par de zapatos caros, su espigada figura le dejaba lucir pantalones bien entallados y una buena camisa,  su novia era guapa y definitivamente toda una bimbo. ¿Hay coherencia entre estas dos imágenes que transmitía?

No hay reglas ni consejos universales para el cuidado de la imagen personal, pero si te sirven; estos son algunos tips que puedes usar para cuidar tu imagen y lo que transmites:

  1. We are a Brand: tod@s somos una marca, o por lo menos nos tratan como a una. Conocidos, amigos, colaboradores y reclutadores; querrán juzgar cada aspecto de la experiencia de estar con nosotros. Así que juega su juego. Trata de adivinar lo que el otro está pensando sobre ti por la forma en que te habla, te ve, te trata y gesticula. Sé un camaleón y adáptate a cada ambiente, y persona. No se trata de dejar de ser auténtico, se trata de jugar con las percepciones de los demás.
  2. Embrace it: analízate y define qué aspecto de ti , puede ser físico o de comportamiento, funge como un activo que puedes explotar. Sí eres calvo, puedes ser el mejor el calvo, con la mejor personalidad. Si tienes barba, destaca que tu barba es la más cuidada, o por qué no, la más descuidada de todas. Puedes ser la chica de los tacones, la que usa bolsas grandes, o la que se ve tan linda siempre por no usar maquillaje. El punto es que algo te defina.
  3. Meanings: todo tiene un significado, igual y para ti no lo tiene, pero para los demás sí. ¿Qué piensas si te describo a un hombre joven de 1.70m, ojos grandes, lentes de pasta, voz grave y aterciopelada, abundante y bien cuidada  barba, con un ácido sentido del humor? Pregúntate qué significan para ti cadauno de los aspectos que mencioné. Ese ejercicio de análisis, lo hacen todas las personas contigo.
  4. Words: más que las palabras cuidada tus tonos. Ya sabes lo que dicen, y no es ninguna ciencia, nos enoja más el tono en que alguien nos dice las cosas que lo que en realidad nos dijo. Escucha cada palabra que dices y tómate un segundo para ver cómo es que el otro reaccionó a eso. Lo más interesante de hacer, es que ese segundo te lo tomes antes de hablar para pensar en qué reacción quieres que el otro tenga sobre ti; después emite las palabras exactas para provocar dicho efecto sobre el otro.
  5. We are digital: googlea tu nombre y sorpréndete con la huella digital que has dejado en los últimos años. Tal vez ni siquiera lo sabes, pero por ahí deben rondar tuits, fotos, comentarios y hasta videos tuyos que no quieres que los demás vean. Google encuentra todo, así que mejor cuida lo que pones.  Usa la tecnología a tu favor y haz de ti una marca digitalmente fuerte. Puedes iniciar por pulir tu perfil de LinkedIn, poner las configuraciones de privacidad de tu Facebook al máximo, y publicar cosas positivas que quieras que los demás encuentren de ti. Puedes escribir un blog, hacer video blogs, mandar colaboraciones a revistas digitales, etc. Todo esto mejorará tus resultados de búsqueda.

Al final, lo más importante es ser consistente y muy congruente entre lo que dices, haces y comunicas. Y por favor, si tienes alguna tendencia marxista/comunista/ socialista/ populista o como quiera que te estés definiendo; recuerda que cada cosa que haces para ser “distinto a esas masas”, es un muy estudiado esfuerzo por cuidar tu imagen personal.

Si tienes algún comentario, escríbeme a fernando@c-curioso.com. Sígueme @fer_noriega

*Imagen principal tomada de Salazarto

, , , ,