http://online-casino.blog.ca

pulp_fiction_ver2

Al Exterior,Diego Flores,Entretenimiento,Escribas,Feature,La peli,Todos los Artículos

¿Cómo un filme se vuelve un ” clásico”?

15 may , 2013  

Pasar a la historia y dejar huella a través de generaciones no es nada fácil… ciertos filmes han trascendido el paso del tiempo para ser amados, analizados y recordados por miles de personas, por lo que se les denomina como “clásicos” y es que no cualquier cinta, por más vieja que sea, por mucho presupuesto que tenga, o que tan sea taquillera tiene esta posibilidad…cabe aclarar que no hay receta secreta ni instructivo para que un filme obtenga este adjetivo, sin embargo sí existen cualidades que pueden hacer extraordinaria una cinta.

 En primera, cuando hablamos de clásicos, se nos vienen a la mente películas como Star Wars (1977), Psycho (1960), El Padrino (1972), Casablanca (1943), Ciudadano Kane (1941) o también algunas cintas más actuales como Pulp Fiction (1994), The Matrix (1999), The Lord of the Rings,… estos y otros tantos filmes poseen cualidades que los hicieron sobresalir de entre la multitud, chequemos cuáles son:

  1. Un excelente guión. Una historia, que valga la redundancia, esté bien escrita, y que además de atractiva, sea sorprendente e innovadora; sin olvidar la creación de personajes entrañables y profundos, quienes serán los encargados de decir y/o crear escenas con diálogos inolvidables. Un claro ejemplo, El Padrino, con Vito Corleone como el máximo capo de la mafia, quien pronuncia la memorable frase: “Una oferta que no podrás rechazar”… u otro ejemplo como el inesperado momento en el que Darth Vader le revela a Luke Skywalker su verdadera descendencia: “No, yo soy tu padre.”
  2. Grandes actuaciones. Los actores se encargan de darle vida al guión, ellos encarnan a aquellos personajes que muchas veces quedan en el cariño de las audiencias, sean buenos o sean malos. Su interpretación la llevan al límite. Jack Nicholson nunca podrá borrarse de la memoria de muchos como el psicópata de Jack Torrance, quien con hacha en mano, intenta asesinar a su esposa e hijo en The Shining… o aquel chico insurrecto que interpreta James Dean en Rebelde sin Causa.
  3. Titánica dirección. El director tiene la tarea de orquestar a todos los que trabajan en una película, sin embargo, su creatividad consiste en sacar lo mejor de cada uno con los que colabora, creando universos mágicos en donde se situarán sus historias; un directo es capaz de modificar un guión, realzar una actuación, elegir la música, o darle su propio sello. Alfred Hitchcock es conocido como el maestro del suspenso ¿razones? ¡hay muchas! Sin embargo nos sorprende su forma de contar historias, tramas que nos llevan al extremo con un revoltijo de emociones, todo acompañado de la música correcta y los movimientos de cámara sorprendentes; ya sea el asesinato en la bañera de Psicosis o la escena final de Vértigo (1958), Hitchcock nunca nos deja de asombrar.
  4. Música recordable. Tonaditas, musiquitas, como quieran llamarle, una buena película siempre va acompañada de una buena musicalización, sea de amor, sea de terror o de suspenso, este recurso es eficaz para aumentar la intensidad y la emoción del espectador, pocos compositores son capaces de generar partituras que queden en el recuerdo colectivo, y sí, yo creo que a muchos se nos viene a la mente la de Tiburón (1975), compuesta por John Williams o la de Tubular Bells creada por Mike Oldfield para El Exorcista (1973).
  5. Diseño de producción. Crear los escenarios para cualquier película implica un trabajo y esfuerzo arduo, es en cuatro paredes donde construirás mundos y lugares, además de esto, las vestimentas de los actores deben acoplarse a la personalidad y esencia de sus personajes, sin olvidar los objetos que vayan a utilizar dentro de la pantalla. Desde la antigüedad, los hacedores de cine se han preocupado por cuidad cada ínfimo detalle pues los universos deben ser perfectos, la ciudad futurista del viejo filme Metrópolis (1927) es una gran ejemplificación, y es que a pesar de los pocos avances tecnológicos de esa época, los rascacielos, marquesinas, máquinas y vehículos emulaban una era muy avanzada.
  6. Fotografía y edición. En uno de los primeros artículos de C-Curioso (Critica Criticón), les explicamos que eran estos conceptos y sí, estos aspectos técnicos son excelentes herramientas para pulir un filme; el color, el sonido, la secuencia, los efectos, se arreglan en estas fases.
  7. El Póster. Todo filme clásico debe tener un Clásico Poster, créanme que hasta este trabajo es determinante para el atractivo de una película, muchas veces el culto a un filme se deriva del buen diseño de un afiché.  El poster es el rostro de una película y por lo tanto debe reflejar mucho de su historia y esencia. Colores, composición, tipografía, slogan o frase son elementos que comienzan a relatarte un filme. Pulp Fiction de Quentin Tarantino nos muestra a Uma Thuman (Mia Wallace en la cinta) como una sensual mujer fatal, de cabello negro que gusta de fumar y leer historietas (actividad que se le atribuye más a los hombres).
Por: Diego Pérez Flore, diego@c-curioso.com, Twitter@Dingolass

*Imágenes tomadas de: Imdb.com, Impawards, Plataforma Arquitectura