http://online-casino.blog.ca

dezeen-synthe-tech-ecology-by-chang-yeob-lee___

Ciencia,Ciencia, Tecnología & Internet,Hugo Beltrán,Tech

Contaminación y Tecnología Parte II: Arquitectura contra la contaminación

26 ago , 2013  

Como vimos en la primera parte, la contaminación es un problema cada vez mayor en las grandes ciudades, por lo que han surgido inventos pensados en mejorar el ambiente y la calidad de vida de las personas. Aunque muchos de ellos, como The Hand Tree, buscan contrarrestar los efectos de la misma, hay otros que piensan aprovecharla y convertirla en algo útil para las personas; un gran ejemplo es la arquitectura ecológica.

Los edificios inteligentes actuales aprovechan la energía solar mediante paneles solares y aprovechan un buen diseño para que sea mucho más fácil regular la temperatura, ofrecer la correcta iluminación y en general aprovechar al máximo los recursos que hacen a un edificio funcional, pero la idea de Chang-Yeob Lee del Royal College of Art va más allá: busca convertir a uno de los edificios más grandes de Londres, la Torre BT, en una estructura capaz de capturar la contaminación de sus alrededores y convertirla en biocombustible.

Chang ha llamado a este proceso Synth[e]tech[e]cology, que es possible gracias a recubrimientos en forma de telaraña hechos de fibra de carbón, acero y nanotubos de dióxido de titanio, los cuales capturarían impurezas del aire y dióxido de carbono, para acumularlo, recibir un tratamiento y transformarlo en biocombustible mediante el uso de agua y la luz del sol. La tecnología captura el dióxido de carbono y lo mezcla en una cámara llena de agua con un electrodo y un catalizador, la reacción causada por la mezcla de estos productos convierte el CO2 en metanol, el cual  puede ser utilizado como combustible, un disolvente industrial o para la fabricación de otros productos químicos. Afirma que se podrían producir alrededor de 100 toneladas métricas de metanol al año.

 

Este concepto es muy interesante, porque de acuerdo a Lee, la contaminación es un recurso totalmente inutilizado, “dejamos que se disperse porque no alcanzamos a apreciar su valor”. En los próximos años podremos ver aplicaciones similares y ¿por qué no? un revolucionario modelo de negocio basado en el tratamiento de la contaminación.

 

Por: Hugo Beltrán, hugo@c-curioso.com, síguelo en Twitter @HughBelt

Déjanos abajo tus comentarios

, , ,